Lucha contra la deforestación

 

La producción de madera Fair&Precious extrae uno a dos árboles por ha cada 30 años (duración media de una concesión forestal atribuida por los Estados).

Esta rigurosa selección se apoya sobre un inventario muy preciso, y asegura que los forestales Fair&Precious recolecten menos que el crecimiento natural.

Esta gestión sostenible asegura la conservación de los bosques naturales y que estos no sean transformados en zonas de agricultura intensiva, primera causa de deforestación.

De esta manera, se preserva el bosque para las próximas generaciones.

 

Lucha contra el cambio climático

 

Al proteger los bosques tropicales, la producción Fair&Precious optimiza su función fundamental en la lucha contra el cambio climático.

La huella de carbono de un bosque eco-gestionado es superior al de un bosque natural en el sentido que la madera extraída asegura la continuidad del almacenamiento del CO2 captado , contrariamente a una descomposición sobre el terreno que libera ese CO2.

Gracias a sus características técnicas, los productos de madera africana tienen ventajas ecológicas, gracias a su longevidad y la ausencia de tratamientos químicos necesarios.

Estas ventajas son aún mayores si la madera sustituye a los productos derivados del petróleo, como material o combustible, o también a los metales o productos minerales. En comparación, su producción consume 10 veces menos energía que el acero.